Día 40: Viento en popa a toda vela.

Llevamos 2 días navegando con vientos portantes. Vientos de entre 10 y 15 nudos que nos entran por la aleta de estribor y que hacen que el Saramia navegue a una velocidad de 6 nudos. Puro placer.

Estos dos días me han pasado volando. No sé si es por la forma de navegar, por estar a tope de energía después de parar en Horta, por el solecito tan bueno que está haciendo o por tener la nevera y la despensa a tope pero el caso es que parece como si hubiesemos salido esta misma mañana de Horta.

Hace ya 40 días desde que salimos de Panamá y tener la península tan cerca me hace verlo todo con mucho más optimismo.

La previsión para los próximos días sigue siendo muy buena. Vamos a estar un día y medio más con esta navegación hasta que el martes por la tarde nos entra una borrasca por el norte con vientos del noroeste que nos empujarán hacia Gibraltar. Esa es la previsión en este momento. Aunque sabemos que lo único más o menos fiable es lo que nos vamos a encontrar de aquí al miércoles. Después ya veremos.

Volvemos a alimentarnos de verduras y fruta. Un lujazo. Después de 3 semanas sin probarla todo sabe mucho mejor. Vuelven las ensaladas y los arroces con verdura para comer y la pieza de fruta a mitad mañana. Como si fuesemos terrícolas.

La cerveza de la tarde la podemos acompañar con frutos secos, aceitunas, papas, etc… Podemos elegir!! Pequeños placeres de la vida. 

Ayer vinieron a visitarnos los delfines. La verdad es que delfines hemos visto casi todos los días desde que salimos de Panamá. Pero lo normal era que se acercarán y se fueran. Pero ayer fue diferente, un grupo de 20 delfines llegaron y se quedaron prácticamente media hora jugando delante de la proa del Saramia. Saltando y cruzando la proa del barco de un lado a otro, luego surfeaban la ola y regresaban a la proa para seguir jugando. Un espectáculo. Incluso nos pudimos hacer algún selfie con ellos.

Tras salir de Horta hemos vuelto a nuestras rutinas a bordo. La guardia de 9 de la noche a 2 de la madrugada se la come Jota y yo de 2 a 7 de la mañana. No nos estamos cruzando prácticamente con ningún barco y aquellos con los que nos cruzamos aparecen en la pantalla del plotter y los tenemos controlados con bastantes millas de antelación. Gracias a que los vientos son constantes no nos hace falta salir a cubierta en toda la noche. Tenemos toda la información del plotter compartida en la tablet y la tarea principal durante la guardia es echarle un ojo a la tablet de vez en cuando. Mientras tanto pasamos el rato leyendo, escuchando música, viendo pelis o dando alguna cabezadita. La navegación de estos dos últimos días está siendo como la del cruce del atlántico de este a oeste. Puro placer. 

Día 39: 125 millas.
Total acumulado: 4235 millas.
Posición a las 09:00 UTC del 21 de Junio de 2020: 38°52.221N 26°07.668W

Día 40: 133 millas.
Total acumulado: 4368 millas.
Posición a las 09:00 UTC del 22 de Junio de 2020: 38°57.520N 23°21.321W

One comment

Leave a Reply