Día 16: It’s a boy!

Es un niño!!

Ayer fue un día especial. Ayer, por fin, Maria pudo ir al ginecólogo a ver a nuestro futuro bebé.

Lo primero era comprobar que todo estaba bien. Y tal cual nos lo esperábamos, el doctor le dijo que todo estaba bien. Lo segundo comprobar que solo había uno. Y efectivamente, solo había uno.

Me imagino que le pasará a todas las embarazadas antes de la primera eco. Esa sensación de ver como crece la barriga y pensar que ahí adentro hay más de uno. Maria, en los embarazos de Sara y Mia me dijo lo mismo, pensaba que había más de uno. Así que yo lo tenía claro, al igual que las dos ocasiones anteriores, solo había uno.

Y por último faltaba conocer el sexo del bebé. En realidad a los dos nos daba igual si era un chico o una chica. Pero en el fondo, muy en el fondo, Maria prefería un chico y yo prefería una chica. Será porque con las chicas me lo veo más fácil, será porque se me cae la baba con Sara y con Mia, no se, por algún motivo que no llego a entender prefería una chica, pero bueno, cuando recibí la noticia a través del Iridium me alegre un montón. Sara y Mia estaban súper ilusionadas y Maria mucho más. Es un chico me decía Sara por teléfono. Menuda emoción tenía. Que lastima no haber podido disfrutar junto a ellas de ese momento. En fin, así es la vida. 

A pesar de las buenas noticias desde España, el día de ayer no fue uno de los mejores a bordo. Seguimos ciñendo para ganar Este. Ese es nuestro mantra en esta travesía. Hay que ganar Este como sea. Y ayer las olas eran más altas que los dos días anteriores y la navegación era realmente incómoda. Volvieron los pantocazos, los rociones y la humedad a bordo.

Todo el día de ayer con trinqueta y la mayor enrollada a la mitad. Sufriendo para escalar esta montaña interminable. Es agotador navegar en ceñida. Sueño con un viento de aleta y poder surfear las olas. Como en los viejos tiempos. Como prácticamente todo el trayecto desde que salimos de España hasta que llegamos a Panamá.

Los vientos del oeste se están haciendo de rogar. Esperemos que para finales de la semana próxima ya naveguemos con portantes rumbo a las Azores. 

En la foto de portada aparece nuestro bebé a bordo de su velero Maria. Se le ve la mar de a gusto, recostado mirando a su madre y creciendo milímetro a milímetro sabiendo que está rodeado de casi toda su familia.

Espero que nos salga un bebé tranquilo de esos que cuando los dejas en la cuna se queda dormido hasta el día siguiente y que solo hacen que comer y dormir. Si, creerme, lo he visto en las películas, incluso algunos amigos me han comentado que esta clase de bebés existen. Espero que el rey del cosmos nos toque con su varita magica y nos regale uno de estos. O si no es posible, que nazca por lo menos, igual de sanote que Sara y Mia. 🤞

Día 16: 133 millas.
Total acumulado: 1586 millas.
Posición a las 13:00 UTC: 30°31.775N 69°19.199W

4 comments

  1. Saludos desde Tenerife.
    Me alegro que todo vaya bien con el embarazo. Desde que iniciaron el cruce del Atlántico les sigo todos los días. Espero que los vientos pronto sean más favorables y les acerquen rápido a las Azores y después a la península.
    Un abrazo y buena proa!!

  2. VAMOS SARAMIA!! vemos la rayita del recorrido hecho, y empieza a tener su “enjundia”. Enhorabuena por la noticia de la ecografía. Seguro que eso añadirá un nudito a la velocidad del barco.
    BUENA PROAAAA!!

Comments are closed.