Cruce del estrecho de Gibraltar del Mediterráneo al Atlantico y de Norte a Sur.

En el momento de escribir esta entrada nos encontramos cruzando el estrecho de Gibraltar de Norte a Sur. Hemos salido esta mañana de Chipiona y nos dirigimos a Tanger. Cambiamos de Pais y de Continente. A partir de ahora comienza la aventura, hasta hoy todo era medianamente predecible. Pero no sabemos que nos vamos a encontrar a partir de este momento. Salimos de nuestra zona de confort por segunda vez en un mes…

Hay muy poco escrito sobre la navegación en la costa Atlántica de Marruecos. La mayoría de cruceristas que se dirigen a Las Palmas lo hacen sin escalas en Marruecos. Por lo general zarpan desde Cadiz y navegan 4 o 5 días hasta alguna de las islas del archipiélago de Gran Canarias. Nosotros preferimos viajar conociendo nuevos lugares pero sobre todo lo que mas nos importa es asumir los menos riesgos posibles y que las nenas estén lo mas a gusto posible durante la navegación.

Hoy no es el caso. Hemos salido a las 8 de la mañana de Chipiona y nos hemos encontrado con una mar de fondo en contra provocada por el temporal de los últimos 2 días. El huracán Leslie nos ha dejado una mar confusa donde las olas no esta claro de donde vienen.

A las 10:00 Mia ha vomitado y Maria estaba bastante mareada. A las 12:00 se ha despertado Sara también mareada y se ha vuelto a dormir pasada media hora. A las 14:00 Mia me dice que tiene hambre y que le prepare sus cereales. Al minuto de poner el vol en su mesa me dice que no lo quiere y a la media hora vuelve a vomitar.

Estos son los días en los que te planteas si realmente lo que estamos haciendo es lo correcto o no. La realidad es que el único navegante soy yo y por encima de todo intento evitar que las chicas se mareen. Esa es mi principal preocupación a la hora de decidir la ruta.

Anoche nos fuimos a dormir con la idea de ir directos hasta Rabat, pero yo no dejaba de darle vueltas a la travesía de mas de 165 millas que nos esperaba los dos días siguientes. Todo marcaba bien, en realidad estamos navegando sobre un cielo completamente despejado y con viento por debajo de los 15 nudos. El problema es la ola. Esa ola del Atlantico a la que no estamos acostumbrados. Una ola larga que te sube y te baja cada 10 segundos. El barco sube y baja como en una montaña rusa y eso es sin dudarlo lo que mas influye a la hora de marearse.

En este momento tenemos una ola de mas de dos metros y la previsión es que esta ola se mantenga durante todo el día de hoy y mañana. Esta ola de 2 metros ha sido la que me haya hecho cambiar de rumbo y dirigirnos a Tanger en vez de a Rabat.

El puerto de Rabat es un puerto que se encuentra rio arriba y la entrada al puerto no esta protegida por ningún dique. Esta abierta completamente a las olas del oste, las olas del Atlantico, y la autoridad del puerto lo cierra cuando la altura de la ola supera los 2 metros.

La previsión para mañana 17 de Octubre es que la ola no supere los 2 metros cuando nosotros íbamos a llegar a Rabat, en realidad la predicción era de 1.8 metros. Bien, en principio no hubiese habido problema, pero que ocurre si llegamos y el puerto permanece cerrado. Después de 165 millas navegando que te digan que no puedes entrar a puerto y que debes buscar resguardo en el puerto de Casablanca que se encuentra a mas de 30 millas al sur no nos hubiese hecho ninguna gracia. Eso hubiese significado navegar de noche en aguas que no conocemos y entrar a puerto de noche. Algo totalmente desaconsejable y algo por lo que yo no estaba dispuesto a pasar con mis hijas y Maria abordo.

La seguridad en este viaje es y será siempre lo primero. No tenemos prisa y no tenemos obligación de conocer este u otro país o una u otra ciudad. Si se puede ir se va y si no se cambia el rumbo y nos ponemos a resguardo. Es imposible que todas las navegaciones sean cómodas, como nos esta ocurriendo hoy, pero si que es posible y necesario evitar riesgos durante la navegación. Las previsiones hoy en día son bastante fiables. La previsión indicaba vientos de 10 a 15 nudos del noroeste y estamos teniendo vientos de 10 o 15 nudos del noroeste con olas de 2 metros. Mañana por la noche vuelve a subir la intensidad del viento hasta los 30 nudos. Que hubiese ocurrido si llegamos por la tarde a Rabat y no nos permiten entrar en puerto y tenemos que salir a navegar con esos vientos en plena oscuridad. En fin, mejor no pensarlo.

Esta claro que en algún momento nos encontraremos con alguna tormenta imprevista con vientos de 30 nudos o mas, pero esperemos que sea lo mas tarde posible y que estemos totalmente preparados para ello.

Mientras tanto el que escribe esta entrada esta disfrutando de una navegación tranquila y cruzando el estrecho de Gibraltar de norte a sur. Revisando en la carta de navegación todos los cabos que estudiamos hace mas de 5 años cuando me saqué el titulo de Patrón de Embarcaciones de Recreo. Cabo Trafalgar, Cabo Roche, Punta de Tarifa, Punta Europa…. Quien tenga el título P.E.R. me entenderá perfectamente.

Mercantes en el estrecho de Gibraltar

Aquí os dejo el video de cuando cruzamos el estrecho por primera vez de Este a Oeste. Pudimos ver delfines y Sara y Mia estaban eufóricas.

Seguimos con la aventura.

Izando la bandera de cortesía de Marruecos

2 comments

  1. Muchas gracias pareja! Esperamos veros en el camino!!! Nos encantaría!!! Para mi sería cumplir una ilusión! Reencuentro extraordinario!
    Gracias por seguir nuestra aventura loca… y ojalá de verdad podamos cruzarnos en el camino.!
    Un beso grandísimo Lucas y Maria !!!!

Leave a Reply