Navegar por la costa Atlántica de Marruecos

Marruecos no suele ser una escala entre los muchos de los navegantes oceánicos que cruzan desde la península hasta Las Canarias.

Pero la realidad es que esto está cambiando gracias a las nuevas marinas que se han desarrollado en los últimos años en el país vecino.

Nuestra primera parada desde Chipiona la hicimos en Tanger. Fue nuestra puerta de entrada a Marruecos y al continente africano y la verdad es que fue todo un acierto.

La marina de Tanger se inauguró en Junio de 2018 y nosotros llegamos el 16 de Octubre de 2018. Todas las instalaciones estaban completamente nuevas. El único inconveniente de esto fue que gran parte de la marina todavía no tenia el calado correspondiente y la gran mayoría de los amarres estaban inutilizados.

Muelle Espera Marina Tanger
Muelle Espera Marina Tanger

A nuestra llegada llamamos por el canal 10 de VHF varias veces pero no obtuvimos ninguna respuesta por lo que procedimos a entrar sin avisar. El muelle de espera de la marina se encuentra en la banda de babor, tras pasar la gasolinera. Una vez nos vieron entrar los marineros nos hicieron gestos para que amarrásemos en el muelle de espera. Hay que tener en cuenta que los marineros no llevan uniforme por lo que cualquiera que levante la mano para indicarte que le sigas puede ser marinero.

Una vez amarrados el marinero nos indica donde debemos hacer el registro de entrada. En nuestro caso un policía se encargó de rellenar los formularios de entrada de cada uno de nosotros y de estampar el cuño de entrada en el país en nuestros pasaportes. Después se debe rellenar un papel de color azul para la entrada temporal del barco en Marruecos, de esto se encarga el funcionario de aduanas.

Una ves rellenados ambos formularios, la policía y el funcionario se acercan al barco para comprobar que realmente somos 4 personas las que estamos abordo del velero. También hacen un registro rápido a los camarotes y te preguntan si tienes algo que declarar. En nuestro caso no teníamos nada que declarar. En Marruecos no esta permitida la entrada ni de armas ni de drones. En el caso de disponer de drone, la aduana lo requisa y te lo entrega a la partida del puerto. Es lo que les ocurrió a nuestros amigos Noruegos del catamaran Tikitoo.

Todo el proceso de entrada en nuestro caso no nos llevo mas de 30 minutos. Fue bastante rápido y la gente fue muy amable y atenta con nosotros. Los marineros están muy predispuestos a ayudar en todo momento.

Saramia en el Muelle de Espera en tanger

Una vez lo tuvimos todo completado nos dirigimos a nuestro amarre que se encontraba justo en frente del muelle de espera. Según ellos era el muelle VIP ya que esta reservado a los barcos de la familia real pero la realidad es que el muelle VIP se encuentra justo al otro lado de la marina donde no hay ningún restaurante ni ningún tipo de servicio. Solamente hay unos aseos y duchas. La putada es que si quieres ir a los restaurantes y las tiendas que se encuentra en la otra parte debes recorrer mas de 2 kilómetros y eso con dos niñas de 4 y 6 años es un verdadero problema. En las fechas en las que fuimos nosotros no tenían un servicio de traslado de una parte del puerto a la otra, pero imagino que con el tiempo y con la afluencia de mas veleros de otros países esto cambiará.

Muelle VIP

La verdad es que Tanger no tiene mucho para ver, pero la medina se encuentra bastante cerca de la marina. Nosotros fuimos caminando con Sara y con Mia y pasamos todo el día caminando por allí. A pocos metros de la marina también se encuentra la zona moderna de Tanger donde hay varios centros comerciales con buenos supermercados para poder aprovisionar el barco.

Estuvimos 4 noches en Tanger y el coste total fue de 550 dirhams que al cambio fue unos 55€ por las 4 noches para un velero de 15 mts. Realmente barato comparado con los puertos y marinas del mediterráneo.

Mia mirando el faro del Cabo Espartel.

De Tanger pusimos rumbo a Rabat. 138 millas que hicimos en 28 horas.

Hay que tener en cuenta que en la Costa Atlántica de Marruecos existen muchas piscifactorias no señalizadas en las cartas náuticas por lo que es conveniente alejarse mas de 12 millas de la costa para no engancharse con ninguna red. Nosotros estuvimos navegando todo el rato a mas de 15 millas de la costa y no tuvimos ningún problema. El único inconveniente es que navegas en la zona de transito de los mercantes y debes estar toda la noche alerta.

La marina de Rabat se llama Marina Bouregreg y se encuentra una milla arriba del rio Bouregreg, en el lado del río donde se encuentra la ciudad de Salé.

El puerto de Rabat no ofrece ningún resguardo a las olas del Océano Atlantico por lo que la entrada al puerto puede llegar a estar bastante complicada con olas superiores a 2 metros. En realidad, la autoridad portuaria cierra con olas superiores a los 2 metros. Pero hemos oido de un velero que entro sin avisar con olas mayores a 2 metros y aunque lo paso bastante mal pudo llegar hasta la marina río arriba.

Es importante consultar los horarios de la pleamar para tratar de llegar a la entrada a Rabat lo mas cerca posible de la pleamar. Nosotros llegamos a Rabat el 20 de Octubre sobre las 11 de la mañana y la pleamar era a las 13:00h y no tuvimos ningún problema, el calado en todo el recorrido superó los 6 metros, no creo que hubiésemos tenido problema remontando el río en la bajamar. En este caso llamamos por radio en el canal 10 VHF y si que nos respondió la marina.

Para remontar el río Bouregreg es recomendable llamar al piloto para que te acompañe desde la bocana del puerto hasta la marina. El servicio del piloto es totalmente gratuito y en nuestro caso tardo 30 minutos en llegar desde que lo avisamos hasta que llego a la bocana del puerto para indicarnos que le siguiéramos.

La subida del río Bouregreg es un autentico espectáculo. La ciudad vieja y el puerto antiguo de Rabat quedan en la banda de estribor y la zona moderna de la ciudad y la marina se encuentran en la banda de babor. El río esta concurrido por gran cantidad de barcas pesqueras la mayoría de ellas amarradas en los laterales del río. Nosotros entramos en la marina el domingo y también había muchos domingueros con sus kayaks y sus hobby cats por el río cruzándose por nuestra proa pero no hubo mayor problema.

Remontando el rio Bouregreg
Remontando el rio Bouregreg
Rio Bouregreg en Bajamar

La zona derecha del río es la parte de Rabat. En la parte izquierda se encuentra la ciudad de Salé. La marina Bouregreg se encuentra en la ciudad de Salé. Rabat queda al otro lado del río.

Una vez llegamos a la marina tuvimos que esperar una media hora ya que el muelle de espera estaba ocupado. No hay mayor problema puesto que hay espacio suficiente para esperar con el motor en marcha y dando vueltas por el río. En la imagen de abajo se pueden ver al catamaran y un velero abarloado a él en el muelle de espera.

Muelle Espera Marina Bouregreg en Rabat

Una vez se fueron los dos barcos que estaban ocupando el muelle de espera pudimos amarrarnos y tuvimos que volver a realizar los tramites de entrada al país.

En Marruecos cada vez que visitas un puerto debes rellenar el formulario de entrada con el correspondiente registro temporal del barco en las aduanas.

En nuestro caso el proceso fue bastante rápido. En unos 45 minutos lo tuvimos todo listo. Después del registro con la policía y aduanas los marineros nos acompañaron a nuestro amarre. Al igual que en Tanger los marineros no llevan uniforme y los puedes reconocer porque van equipados con una radio VHF portátil, nada mas.

Amarre con vistas a la Torre Hassan

Hay 4 o 5 pantalanes donde pueden amarrar unos 15 o 20 veleros en cada uno de ellos. Uno de estos pantalanes es exclusivo para las embarcaciones de la familia real. La familia real “solo” dispone de 6 embarcaciones a motor y el resto de amarres permanecen vacíos. No dejan amarrar a ningún otro barco en este pantalán.

Pantalanes Marina Bouregreg en Rabat

En la marina hay guardas de seguridad que solo permiten la entrada a los propietarios de las embarcaciones. La verdad es que hay mucha seguridad en la zona. Hay que remarcar que nos hemos sentido muy seguros durante toda nuestra estancia en Marruecos y a Sara y Mia las han tratado excepcionalmente bien en todos los lugares que hemos visitado.

Sara y Mia en el Mausoleo de Mohamed V

La marina se encuentra dentro de una zona moderna de la ciudad de Salé donde hay varios restaurantes y tiendas y hay muchos marroquís los fines de semana paseando por sus calles y tomando fotos con los veleros de fondo, incluso dos chicas marroquís nos pidieron subir a nuestro barco para hacerse fotos con nosotros.

Nosotros aprovechamos nuestra estancia en Rabat para estar 3 días en Marrakech y después realizar un tour en 4×4 desde Marrakech hasta Fez pasando una noche en un campamento de las dunas del desierto del Sahara. La verdad es que la experiencia vale la pena. 100% recomendable!

La estación de tren de Salé (Gare de Salé) se encuentra a 15 minutos caminando de la marina. Desde Salé salen cada dos horas trenes hasta Marrakech. Nosotros nos dirigimos a la estación sin tener ninguna reserva y compramos los billetes de tren allí mismo. 4 billetes en primera clase hasta Marrakech por unos 50 euros los cuatro. El trayecto hasta Marrakech es de aproximadamente 4 horas.

Estación de Tren de Marrakech

Una vez llegamos a Marrakech decidimos contratar un viaje en 4×4 hasta el desierto de Erg Chebbi a través de un amigo y sinceramente fue todo un acierto. El contacto se llama Mohammed y esta es su pagina web www.khamliatour.com , os recomiendo que contratéis sus servicios y hagáis un viaje a vuestra medida por el interior de Marruecos. En nuestro caso fue todo un acierto.

Camino al desierto
Desierto del Sahara
Campamento en el desierto
Camellos en el desierto
Vuelta a casa después del viaje por Marruecos

Una vez regresamos de Fez tuvimos que esperar 3 días hasta que pasará el temporal.

El 30 de Octubre celebramos la noche de Halloween junto con los amigos del catamaran Tikitoo y sus dos hijas. Fuimos visitando barco por barco pidiendo caramelos con el típico Truco o Trato. Habían barcos americanos, ingleses, franceses, alemanes, holandeses, noruegos, suecos y la mayoría de ellos respondieron entregando golosinas a Sara y a Mia y a las dos hijas de del velero Tikitoo Martina y Mia.

Halloween en el Saramia
Truco o Trato en la marina Bouregreg de Rabat

El 2 de Noviembre por fin pasó el temporal y realizamos la salida de la marina un total de 12 veleros.

A la salida de la marina nos encontramos con olas inferiores a 2 metros aunque a mi me parecieron mayores de 2 metros. El piloto de la marina nos acompañó durante el descenso del río y en el ultimo tramo fue una zodiac la que nos acompaño para que pudiésemos atravesar las olas. Pusimos el motor al máximo y allí que nos dirigimos. La proa del barco subía para después desaparecer tras las olas. Jamas había visto olas de ese tamaño. Afortunadamente ninguna de ellas rompió en nuestra proa y aunque con un poco de susto pudimos atravesar los diques del puerto sin mayor problema. Por delante nos quedaban 475 millas y mas de 80 horas hasta llegar a nuestro fondeo en la isla La Graciaosa. Pero eso lo reservo para una futura entrada.

Leave a Reply