Loading

Travesía en solitario desde Gandia hasta Ibiza.

Mi primera travesía en solitario a Ibiza.

No lo niego, me gusta la soledad, soy de los de: “mejor solo que mal acompañado.”

Siempre me han fascinado los navegantes en solitario. Aquellos que cruzan el Atlantico en un barco de 6.5mt en la mini-transat. O aquellos que dan la vuelta al mundo sin escalas y en solitario en la vendee globe. Es gente con mucho valor y deben tener las ideas bien claras. Su pasión por encima de todo.

Yo no soy así.

Mi pasión es el mar, pero todavía hay una pasión por encima de la navegación. Mi familia. Llevo 3 días navegando en solitario y ya echo mucho de menos a mis dos pequeñajas y a mi mujer…! Podría aguantar una semana sin problema, pero mucho mas de esto en solitario se me haría muy pesado.

Navegando en Solitario de Gandia a Ibiza

Necesitaba tener una experiencia de navegar en solitario durante mas de un día. Hacer noche navegando. Encontrar problemas y solucionarlos. Aprender a tenerle respeto al mar. Saber que si te caes por la borda las posibilidades de que te encuentren con vida son muy bajas y eso asusta mucho. En el caso de caer por la borda solo sabrían que no voy en el barco cuando el barco llegase a la costa. Por este motivo la seguridad es lo mas importante. Cualquier maniobra que requiera salir de la bañera hay que utilizar el arnés de seguridad y amarrase al barco. Cualquier traspié o golpe de mar te puede tirar al agua. Y ver que no hay nadie en los 360º que alcanza la vista da mucho respeto.

La travesía la tenia en la cabeza desde hacia mucho tiempo. Ir hasta Ibiza y dar la vuelta a la isla pasando por los Freus y volver a Gandia. Y justo una semana en la que el barco quedo libre pues me la marqué en rojo en el calendario y me la reservé para mi.

Embarqué el domingo por la tarde en el Satchmo. Revise todo a conciencia, llene depositos de agua y combustible y me fui a dormir. A las 5:30 de la mañana me desperté y a las 6:00h salia por la bocana del puerto de Gandia. Las previsiones se cumplieron, viento de unos 15 nudos una vez alejados 15MN de la costa y con viento estable hasta la mitad de la travesia. Despues el viento cayó y tocó poner motor durante 3 horas. Llegando ya a la costa Oeste de Ibiza el viento volvio a subir y tuve mi primer susto. Los vientos racheados cercanos a la costa y en concreto una racha de 25 nudos y el no estar preparado escoró el barco mas de lo que correspondia. Enseguida reaccioné poniendo proa al viento, pero el susto lo llevé durante un buen rato. Tocaba recoger velas despues del susto porque ya nos acercabamos al fondeo. Decidí fondear al norte de la isla en cala xarrada porque la previsión de vientos durante la noche venian del sur. Todo un acierto.

Mi primera noche fondeado en solitario. La sensación es buenísima. Sensación de euforia y de “prueba superada!”. Después toca intentar dormir y al mismo tiempo estar pendiente del fondeo y de que el ancla no garree. Gracias a una aplicación movil que monitoriza la posición del barco cada 10 segundos y con un sistema de alarma que te avisa cuando el barco supera el radio que tu le marques conseguí estar bastante tranquilo y poder dormir de tirón varias horas. Supongamos que el ancla la echamos en la posición X a 5 mts de profundida y que le damos 20 metros de cadena y el barco tiene de eslora 12 metros. El borneo será de 32 metros de radio. Pues la aplicación de movil le puedes indicar que el limite máximo del radio de borneo sea de 40 metros. En el caso de superar estos 40 metros la aplicación emite a todo volumen una alarma. La verdad es que en el siglo XXI navegar en solitario es bastante sencillo.

Me desperte a las 7 de la mañana bastante descansado y con muchas ganas de navegar. Hoy tocaba dar la vuelta a la isla y cruzar los freus para fondear al oeste de Ibiza. Todo salio a la perfección. Navegación a motor las primeras horas y después a vela. Todo un lujo! Para terminar el día a las 18:00h en cala Tarida. Una amplia cala situada al oeste de la isla. Noche de San Juan!

La noche fue un poco movida y casi no pude descansar. Muchas olas y la sensación que el barco se estaba moviendo, aunque la aplicación movil indicaba que el barco estaba en su sitio. A las 5 de la mañana ya no podia mas y me puese a preparar el barco para regresar a Gandia. A las 6 de la mañana levaba ancla y partía con rumbo a Gandia.

Después de una travesía bastante relajada y prácticamente entera a motor, llegué a Gandia a las 19:00h del miércoles 24 de Junio, día de San Juan!

Prueba superada!

One comment

Leave a Reply