Nuestro plan para los próximos 3 meses. El plan es que no hay plan.

Salimos de una vida marcada por fechas y horarios para entrar en una nueva vida en la que las fechas y horarios los marcará la meteorología.

En realidad solo tenemos una fecha marcada en el calendario. El 25 de Noviembre! Es el día que empezaremos nuestra travesía para cruzar el Atlantico desde Las Palmas.

Debemos estar en Las Palmas de Gran Canaria para la salida de la ARC 2018 el 25 de Noviembre. En realidad, la organización nos dice que debemos estar como mínimo 5 días antes. Mi intención es estar allí 15 días antes, es decir el 10 de Noviembre en Las Palmas. Esa es nuestra única fecha en el calendario en este momento. Todo lo que ocurra desde que salgamos de Gandia hasta que lleguemos a Las Palmas lo iremos decidiendo sobre la marcha. Se me pone la piel de gallina de la emoción solo de pensarlo.

Mi vida pasada, gestionando mi empresa de importación, ha estado marcada por fechas y horarios y por un elevado stress por no cumplir esas fechas y horarios. Todo eso quedará atrás en el momento que soltemos amarras. Seguramente tenga otro tipo de stress… Pero estoy seguro de que será mas saludable.

La idea es zarpar del Club Náutico de Gandia el fin de semana del 15 de Septiembre. Iremos haciendo sur poco a poco, despacito y disfrutando lo máximo posible de la navegación. Evitando navegar con vientos en contra y con mal tiempo. Esa va a ser nuestra primera variable a la hora de decidir si seguimos o nos quedamos donde estamos.

Nuestra idea inicial es parar en los puertos y club náuticos donde tenemos a alguien conocido o son algo mas especiales para nosotros.

No tengo dudas de que la primera noche la pasaremos fondeados en Moraria. Moraira fue la primera cala donde Maria y yo estuvimos fondeados por primera vez, fue hace casi 5 años después de sacarme el titulo de PER. Moraira siempre ha sido un lugar de fondeo muy especial para nosotros. Es una cala muy amplia con muy buen agarre donde nos sentimos seguros y muy tranquilos.

Cala De Moraira.

Después de Moraira seguramente sigamos navegando hasta Alicante. En Alicante es donde he realizado prácticamente todas las practicas de navegación y es un puerto al cual me gustaría volver navegando. Tiene un club de regatas y una marina donde se encuentra el velero Evasión III. Fue en este velero donde me nació la vena mas marinera. Fue tras una larga travesía desde Ibiza en la cual me toco llevar el barco de noche y con mala mar, junto con un compañero que estaba tirado en su camarote por culpa del mareo y con el instructor con otitis que le hacia imposible estar conmigo en cubierta. A pesar de la mala mar y de pasar toda la noche despierto y a la rueda del timón (el barco no disponía de piloto automático), tengo muy buenos recuerdos de aquella travesía. Me gustaría subir de nuevo a bordo del Evasión III y charlar un rato con sus Patrones Juanjo y Miguel.

Velero Evasión III

Después de Alicante, la siguiente parada obligada será el club de regatas de Mazarrón, allí fue donde empezó toda esta locura. Allí fue donde compre mi primer barco, el Satchmo. Allí fue donde conocí a Blas, su anterior propietario, y con el que me gustará volver a quedar y charlar de nuestras cosas… Los barcos!!

Una vez pasemos Mazarrón estaremos en tierra desconocida. Nunca hemos navegado al sur de Mazarrón y no conozco los puertos que por ahí se encuentran. Lo mas probable es que lleguemos a Almeria para conocer el puerto de Almerimar. Muchos navegantes transmundistas pasan el invierno en este puerto por sus instalaciones y por el precio. También sabemos de familias con hijos que pasan el invierno aquí para en verano seguir navegando por el Mediterráneo. Quizá tengamos la suerte de coincidir con alguna de ellas.

A partir de aquí, la meteorología marcará nuestro destino. La lógica nos dice que debemos seguir costeando la península hasta Malaga, Marbella y Gibraltar para intentar el cruce del estrecho en las mejores condiciones. El único inconveniente, que mas que un inconveniente es un conveniente… Es que nuestro amigos sevillanos de El vuelo del Apis nos han dicho que si remontamos el Guadalquivir hasta Sevilla nos regalarán unas bandejitas de jamón envasado al vacío… Y claro, no les vamos a hacer un feo a los sevillanos!!

La desembocadura del Guadalquivir se encuentra en el sur-oeste de la península. A unas 70 millas de Gibraltar. Esto significa que nos tocaría desandar nuestro camino hacia Las Palmas un día entero y después tener que remontar el Guadalquivir, que me imagino que no será cosa sencilla y también requerirá uno o dos días.

Dependiendo del tiempo valoraremos que hacemos. Aunque esas bandejitas de jamón serrano seguro nos harán apuntar la proa hacia Sanlúcar de Barrameda.

Otra opción es dar el salto desde Almeria a la costa norte de Marruecos para ir directamente a Melilla o a cualquier puerto del norte de Marruecos. Hemos visto videos en Youtube de navegantes que visitan el país y las marinas parecen bastante nuevas y no son muy caras.

Si hemos cruzado ya a la costa norte de Africa, no creo que lo volvamos a cruzar el estrecho para subir hasta Sevilla. Aunque nunca se sabe, quizá los vientos nos digan lo contrario.

Si que nos gustaría visitar Tanger, Rabat y Casablanca en nuestro camino a Las Palmas. Estaría bien coger algún tren desde Rabat o Casablanca y visitar Fez o Marrakech. No solo de barco vive el hombre.

El objetivo principal es enriquecernos visitando otras culturas y que Sara y Mia conozcan otros países. Eso no lo conseguiremos quedándonos en marinas y puertos. Deberemos alquilar coches o coger trenes para poder visitar otras ciudades y descubrir nuevos paisajes que no estén rodeados de mar.

Una vez lleguemos a Las Palmas nos tocará preparar el barco para nuestra travesía de cruce del Atlantico y por supuesto esperar a recibir a la tripulación que nos acompañará durante la travesía y a nuestros familiares que vendrán a despedirnos…

Y después del cruce del Atlantico que? Pues ya os lo contamos en otra entrada de este blog. De momento vamos a disfrutar de estos 3 meses que van a ser de los mas intensos de nuestra vida!

4 comments

  1. Ojalá los vientos os traigan por aquí. Por si acaso voy encargando ya el l jamón, que seguro os vendrá genial para reponer fuerzas en esa supertravesía atlàntica. Sea como sea estaremos siempre cerca vuestra animándoos en esta aventura tan especial en la que os vais a embarcar. Abrazo inmenso amigos!!!!

Leave a Reply