Loading

La Aventura de ir a conocer el Velero Satchmo

El Jueves 24 de Septiembre había quedado con Blas, el propietario del Beneteau 390 de nombre Satchmo, en el puerto de Mazarrón a las 19:30h. Decidí salir con tiempo de Ontinyent por si acaso me encontraba con algún imprevisto. Soy bastante precavido en ese sentido. Me gusta llegar antes que los demás a los sitios (un “defecto” que tengo que ir puliendo con el tiempo si quiero dar una vuelta por el mundo de forma relajada).

La previsión marcaba fuertes lluvias por la zona de Murcia. Realice todo el trayecto sin que cayera una sola gota pero una vez salí de la Autovía dirección Mazarrón empezaron a caer las primeras gotas y lo que empezo siendo unas gotas se convirtió en una lluvia torrencial de tal intensidad que no se veia absolutamente nada en la carretera. Decidí salir de la carretera nacional en la próxima salida que encontrase. No se veia absolutamente nada, los parabrisas iban al máximo! Y encuentro una via de servicio marcada como tal en el letrero de la carretera.

No veo nada de nada, sigo por la carretera que debe ir a parar a la via de servicio y me encuentro con otro coche en la misma situación que yo. Le pregunto por gestos si sabe a donde va la carretera y me dice también con gestos que no tiene ni idea. En eso que decido continuar por el carretera en busca de alguna gasolinera o restaurante donde poder parar… Sigo por la carretera y de repente la carretera se convierte en camino de tierra que con tanta lluvia se ha convertido en un barrizal, paso por una riera que se ha convertido en un autentico rio, subo por una cuesta llena de barro y el coche ya no da mas de sí, las ruedas están completamente llenas de barro. El coche no va ni para atrás ni para adelante. Estoy realmente jodido!! Por lo menos estoy en medio del campo y la riera ha quedado atrás y el coche no tiene peligro de resbalar hacia atrás. Pero estoy en medio de la nada en un lugar donde no conozco a nadie, bueno si, solo conozco a Blas, que de hecho nunca he hablado con él, solo he hablado con él a través de email. Le llamo desde el movil y le explico la situación… – Blas, soy Jorge, mira, necesito que me eches una manita, me he metido sin saberlo en una camino y mi coche se ha metido en un bancal y no me puedo mover, estoy al lado de la autovia que va dirección a Mazarrón! Y me suelta.. coño! acabo de pasar por ahí y he visto un coche blanco en medio de un campo!! Ese eres tu?? jeje! Si soy yo, estoy bien jodido porque el coche no responde, ni adelante ni atrás… Blas, es un buen tio, se le nota al instante! Me dice; – no te preocupes ahora voy a buscarte que tengo un todo terreno y te saco de ahí, déjame que vaya a Mazarrón y vuelvo a por ti.

Al cabo de 40 minutos aparece a lo lejos un todo terreno (Ya ha dejado de llover), le llamo y le digo, ves con cuidado la cuesta esta toda embarrada, me dice, no te preocupes, le pongo el 4×4 y no habrá problema, conforme lo veo bajar por la cuesta compruebo que si que va a haber problema. El todo terreno cruza la pequeña riera por debajo del puente y empieza a dar bandazos y termina por meterse al lado mio en el mismo bancal!! jeje! no me lo podia creer. Ahora estabamos los dos bien jodidos! salimos de nuestros respectivos coches y nos presentamos! La situación es un tanto subrealista, pero hay que salir de ahí cuanto antes, ya empieza a anochecer. Antes de que llegara Blas yo había llamado a mi seguro de coche para ver si me podían enviar una grúa y al rato de quedarse atrapado Blas, llego la grúa! Pero desde lo lejos nos hizo señales que el ahí no se podia meter que tendría que llamar a otro compañero suyo que tenia otro tipo de remolque para podernos sacar, pero que deberíamos esperar bastante rato porque el vehículo no estaba disponible… El asunto se alargaba y se complicaba.

Mi gozo en un pozo! Iba con toda la ilusión del mundo a ver el barco que queria comprar y estaba en medio de un campo Murciano con el propietario del barco y su amigo belga esperando a que llegase la solución.

Y la solución nos llegó en forma de granjero que pasaba por allí camino de su casa. El buen hombre que pasaba por allí nos pregunta que nos ha pasado y le decimos que por culpa de una mala señalización en la carretera hemos salido en una via de servicio y hemos acabado en medio de un campo de almendros. El buen hombre nos dice… No jodáis, no sabéis la de gente que ha tenido el mismo problema que vosotros!

No os mováis de aquí que ahora vengo a por vosotros! No, tranquilo de aqui no nos movemos… jeje

A los 10 minutos nos vemos aparecer un tractor a lo lejos que se dirige hacia nosotros sin importar para nada el estado del camino. El tractor se pone justo a nuestro lado y nos dice, bueno! a cual de los dos sacamos primero. Y ese fue el desenlace final de las peores lluvias torrenciales que ha tenido Mazarrón en toda su historia.

Una vez nos saco el tractor del campo de barro nos dirigimos al puerto de Mazarrón a ver el Satchmo, Era ya de noche y poco pudimos ver, el bueno de Blas me ofreció pasar la noche en su barco y así lo hice.

El barco era lo que esperaba, era viejo pero bien cuidado. Tenia varias cosas para reparar pero todas detalladas por Blas antes de que me acercara a Mazarrón. No hubo sorpresas! Al día siguiente me levante y cogí mi coche de regreso a Ontinyent, después de haber pasado una de las experiencias fortuitas mas intensas de mi vida.

Aquí podéis ver las imágenes del bancal donde quedamos atrapados Blas con su todo terreno y yo con mi coche. En la siguiente imagen aparece nuestro angel de la guarda con su tractor.

BARRIZAL EN MAZARRÓN BARRIZAL EN MAZARRÓN CON TRACTOR

Leave a Reply