Loading

Finalizando la primera temporada de alquiler.

La temporada de alquiler esta llegando a su fin. Ha sido una temporada muy estresante. Prácticamente le ha ocurrido de todo al Satchmo. He tenido que bajar la vela mayor en 3 ocasiones y repararla in-extremis en dos ocasiones. Teniendo en cuenta que el barco se devuelve por la mañana y se entrega por la tarde cualquier imprevisto que necesite algún tipo de reparación es una autentica locura!!

A unos clientes se les paró el motor en el puerto de San Antonio y tuvieron que avisar a un mecánico en el mismo puerto (menos mal que no se les paro el motor en un fondeo). El molinete del ancla no ha funcionado bien hasta que lo tuvimos que cambiar la tercera semana de Agosto. He cambiado el cargador de baterías porque unos clientes dejaron las aletas mojadas sobre el antiguo cargador. He cambiado la cadena del ancla porque el nuevo molinete no aceptaba una cadena no reglada. Algún que otro stopper roto, etc, etc…

Prácticamente todos los clientes que devolvían el Satchmo lo entregaban con alguna pieza para reparar. A ninguno de ellos les he cobrado fianza ya que el barco tiene sus años y no me parece ético cobrar la fianza por una rotura en un barco de 1990. En la mayoría de los casos los problemas viene originados por la edad del barco…

Lo que si que puedo garantizar es que este año he aprendido lo que un navegante particular puede aprender en 5 años. Tener problemas y solucionarlos te hace ganar experiencia a marchas forzadas y ese en realidad es el motivo principal para meterse en esta aventura. No, no es la rentabilidad. La rentabilidad es secundario. Lo principal es aprender y nada mejor para aprender que cometer muchos errores, en este caso los que cometen errores (o rompen piezas) son los clientes pero de esta forma se aprende mucho, es un curso intensivo en navegación.

He podido navegar mucho con mi velero. En solitario, con la familia, con Maria y con Sara. Lo hemos pasado en grande y en resumen la temporada ha sido buena. Todas las semanas de Julio y Agosto se han alquilado a excepción de las dos semanas que había reservado para mi.

No he tenido beneficio ya que todo lo que he ganado lo he reinvertido en mejorar el barco. Entre todos los alquileres he podido pagar los gastos de amarre y mantenimiento del barco. Me hubiese gustado amortizar algo del préstamo con los ingresos del alquiler pero no ha sido posible por la cantidad de imprevistos que han surgido. Por lo menos el negocio de importación funciona bien y he podido pagar el préstamo de los ingresos del negocio de la importación.

La temporada esta llegando a su fin. Solo quedan un par de alquileres de fin de semana y seguramente algún que otro alquiler de la escuela náutica. Veremos como se presenta la temporada 2015-2016.

Leave a Reply